Pozuelo de Calatrava: Dolor y consternación en la despedida de “Doña Sardina”

Pozuelo de Calatrava Dolor y consternación en la despedida de “Doña Sardina”

El cortejo fúnebre, que partió de la Plaza de la Constitución, recorrió las principales calles de la localidad para darle el último adiós a la finada, sumidos en el dolor y el llanto por tan irreparable pérdida, la cual fue paliada con una sabrosisima “sardinada” al término de las exequias.

Pozuelo Digital.- Más de 110 kilos de fresquísimas sardinas a la brasa fueron degustadas en la tarde noche de ayer miércoles tras el entierro de “Doña Sardina”, en el patio de la Universidad Popular de Pozuelo de Calatrava para honrar a la recientemente fallecida.

“Sardinada” que junto a los ocho sacos de pan y algunos cuantos litros de limonada y refrescos, fueron preparados para la ocasión por la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento, que como ya viene siendo habitual año tras año, se celebra cada miércoles de ceniza para seguir potenciando y preservando esta antiquísima tradición carnavalera en nuestra localidad, que cada vez cobra más adictos.

El cortejo fúnebre inició su recorrido por el circuito habitual procesional, encabezado por la figura de la difunta, seguida por un innumerable grupo de plañideras, familiares, amigos, curiosos y gente de la farándula, cerrando la Agrupación Musical “José Gracia Sánchez” a ritmo de la mejor música carnavalera la comitiva mortuoria, la cual finalizó en el patio de la Universidad Popular donde se le rindió el último adiós más emotivo, festivo y gastronómico.

Entierro de la Sardina 2020040

Un rito ancestral

El miércoles de ceniza es el primer día de la Cuaresma y se celebra cuarenta días antes del Domingo de Ramos en el que da comienzo la Semana Santa.  La ceniza, cuya imposición constituye el rito característico de esta celebración litúrgica, se obtiene de la incineración de los ramos bendecidos en el Domingo de Ramos del año litúrgico anterior.

Y en cuanto a lo pagano se refiere, es la ceremonia con la cual se anuncia el fin del Carnaval y en el que se parodia un cortejo fúnebre culminando con la incineración de la figura de Doña Sardina.  En este acto se entierra simbólicamente el pasado, lo socialmente establecido, para que pueda renacer con mayor fuerza, para que surja una nueva sociedad transformada.

Galería de imágenes en el muro del facebook de Pozuelo Digital

Publicidad

Ferreteria Emilio Horizontal 770